Las lesiones en póker

LAS LESIONES EN PÓKER

Supongo que, ahora mismo, te estás preguntando si me he confundido con el título al hablarte de lesiones. No voy a hablarte de dolores de espalda, inflamaciones de codo, culos planos, ni ningún tipo de lesión física. Éstas suelen ser muy fáciles de solucionar: descansando, corrigiendo la postura al sentarnos o comprándonos una silla nueva.

Las lesiones que vamos a tratar en este artículo son las “lesiones” en póker de carácter mental y cómo hacer para minimizarlas. Te voy a mostrar cuáles son y qué debes hacer para sufrir las mínimas.

El problema que tenemos los jugadores de póker, es que nuestras lesiones son mucho más difíciles de identificar que las de un deportista. Es decir, en Póker podemos estar lesionados de gravedad y seguir jugando. Esto nos llevará a que la lesión se haga cada vez más grave y que nuestro rendimiento en las mesas sea progresivamente peor incluso llegando a ser pésimo. En cambio, un jugador de fútbol si tiene una rotura de ligamentos, claramente no va a poder pisar un campo de fútbol en mucho tiempo hasta que se recupere.

Voy a numerar las que considero que son las principales lesiones mentales y mis consejos para  identificarlas y evitarlas.

Principales “lesiones” en Póker.

1. Falta de ánimo/motivación.

Puede ir relacionado con la falta de objetivos o con la pérdida de la perspectiva. Para combatirla, es muy importante tener fijados unos objetivos y, lo que es también muy relevante, renovarlos según vayamos cumpliendo los conseguidos.

Personalmente, también me da fuerzas para combatir el desánimo pensar en la alternativa que tengo. Es decir, pienso en que si no me dedicase a esto profesionalmente, tendría que estar con un horario más rígido, a las órdenes de alguien, aguantando otro tipo de problemas y cobrando bastante menos.

De esta manera, me vuelven las ganas de seguir jugando, estudiando y pierden importancia los problemas derivados de dedicarnos al póker. También es muy importante tener un alto grado de disciplina para tener el ánimo lo más arriba posible.

2. Tilt acumulado.

Sobre esta “lesión” se ha escrito mucho y seguro que sabes mucha información acerca de que es y cómo evitarla. Solo añadir que para mí es una de las lesiones más peligrosas, ya que puede llevar directamente al fin de nuestra carrera.

Casi todos tenemos en la cabeza a esa persona que dejó el póker quemadísimo, odiando el juego y odiando a la vida. Esto es algo que no podemos permitir que nos pase. Si estás todo el día hablando de lo desgraciado que eres, de que te “trucan” más que a nadie, que las salas están amañadas, que si odio a los barcos… probablemente, estés con un problema de tilt acumulado y lo mejor será que dejes las mesas una buena temporada, te centres en estudiar, en disfrutar de tu vida personal  y, para cuando vuelvas, dejes aparcados todos los lloriqueos. De lo contrario, fracasarás en el póker y, encima, en la vida no habrá quien te aguante.

3. El Miedo.

Puede ir ligado a la necesidad del dinero que nos estamos jugando o a la desinformación. En el primer caso es fácil de solucionar: juega siempre dentro de banca y no te juegues dinero que necesites a corto plazo para tu vida. En el segundo caso, que no te preocupe no saber todo, nadie tiene la información perfecta, juega con todas las herramientas que dispongas en ese momento, lo mejor que sepas, pero que “no te tiemble” para hacer el movimiento que consideras más correcto.

Presta mucha atención a este factor ya que puedes convertirlo en un hábito, que derive en una lesión de larga duración, y tener miedo constante cuando juegues al póker.

4. Falta de confianza.

Suele pasar cuando sufrimos una mala racha. Estudia más, baja de nivel, juega más concentrado. Incluso hacer deporte también ayuda a generar autoestima. Si ves que el problema es grave, vete de las mesas unos días o semanas, de verdad, no pasa nada por tomarse un tiempo cuando notamos molestias de este tipo. Es mejor eso que seguir jugando y que estas molestias se conviertan en una lesión seria. Llegarán los resultados si eres disciplinado  y volverá la confianza.

5. Exceso de confianza.

Suele pasar cuando estamos de buena racha. Nos creemos los inventores de este juego. Muchísimo cuidado con esto, ten los pies en el suelo, no pienses que tu nick va a ganar solo por sentarte en la mesa. Sigue jugando muy concentrado, mantente renovado en cuanto al estudio y piensa mucho en las mesas de qué manera puedes ganar el máximo dinero posible ante tus rivales.

No pienses que eres un raro o que no estás bien de la cabeza. Si padeces alguna lesión de este tipo, es algo totalmente común en los jugadores profesionales de póker.

No empezamos a jugar siendo ya profesionales. Vamos jugando, aprendiendo y mejorando nuestro juego. En ocasiones, llega un día en el que hemos evolucionado tanto que estamos ganándonos la vida con esto. Y estoy convencido de que, en este proceso, la gran mayoría no entrenamos lo suficiente el juego mental.

Esta mejora técnica de nuestro juego va totalmente desacompasado con nuestra mejora mental y la gran mayoría caemos lesionados.

¿Qué nos hace más propensos a tener lesiones mentales?

Debemos evitar los factores que nos hacen más propensos a estas lesiones. No tenemos que tener urgencia del dinero, debemos controlar mucho nuestro propio ego, mucho cuidado con no llevar una vida sana (muchos excesos, dormir mal, falta de deporte…) y tenemos que esquivar jugar cuando tengamos problemas personales importantes, no hayamos descansado bien o no estemos en un momento mental decente.

Principales soluciones/prevenciones

1. Meditación.

Es una actividad que recomendaría a cualquier persona, ya no solo a jugadores de póker. Añado una frase que me dijo una de las personas que más aprecio tengo dentro de este mundillo: “no conozco a ningún jugador que diga que le haya afectado negativamente la meditación”

2. Formación y organización.

Cuanto más formado estés y más clara tengas tu estrategia de juego y de vida tendrás más equilibrada tu confianza, el miedo se verá minimizado, te tildarás lo menos posible y estarás más animado en general.

3. Tranquilidad y largo plazo.

Por supuesto, enfádate contigo mismo, intenta mejorar cada día. Pero siempre dentro de una sensatez, no te martirices mucho por haber cometido un error en las mesas, no te estreses por ver que te queda mucho conocimiento por adquirir.

Tampoco te centres en una sesión, ni siquiera en 3 o 4 meses. Piensa que, para ganarte la vida con esto, tienes que recorrer un camino muy largo y que ese camino es necesario para llegar a los objetivos. Es decir, es necesario que te equivoques en muchas manos, es necesario quedar el noveno, el doceavo o el decimocuarto en el Deep run más importante del día, o que shoteando un nivel más alto de cash te gane el fish de la mesa 10 cajas o que te truquen y quedes segundo en el x1.000 que estabas esperando jugando spins.

Es también parte de ese camino que te ownee el regular de turno, te comas un buen down o cometas miles de errores in game. Todas estas cosas que en el momento nos calientan un poco, si lo pensamos bien, en unos días se nos van a olvidar, así que tranquilidad y a seguir mejorando.

Tener claros los objetivos a largo y corto plazo, eso nos va a hacer el recorrido muchísimo más agradable (si sabes a dónde vas, podrás disfrutar más del camino) y hacerlo de la manera más eficiente.

Como consejo y reflexión final, creo que es muy importante valorar lo que tenemos o lo que aspiramos a tener. Bajo mi punto de vista, los jugadores de póker tenemos una vida de privilegiados (puede que todavía no seas profesional, pero estás en el camino para tener esta vida) siendo nuestro propio jefe, teniendo LIBERTAD para un miércoles, por ejemplo, ir a hacer la actividad que más nos guste, poder adaptar nuestra vida laboral a la personal de la mejor manera posible y así poder estar en los buenos y malos momentos de los que nos rodean, y muchas otras ventajas.

Lo que busco con este artículo es concienciarte de que no puedes descuidar el aspecto mental, ya que si lo dejas de lado te afectará negativamente a tu juego y a tu vida personal.

Espero que a partir de ahora lo vigiles más y seas menos propenso a sufrir “lesiones”.

Me gustaría saber qué opinas tú acerca de lo que comento ¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Hay algún aspecto en el que te gustaría matizar algo? ¿Te has lesionado muchas veces?

¿NECESITAS MEJORAR TU JUEGO MENTAL?

Si quieres mejorar tu juego mental, puedes acceder a un curso donde aprenderás a pensar como un profesional, a planificar objetivos, a entender la varianza y a controlar el TILT con estrategias que funcionan. Este curso está realizado por Gerard, fundador de Pokermind y colaborador de nuestra escuela.

Puedes ver todo lo que incluye en el siguiente enlace:

CURSO DE JUEGO MENTAL PARA JUGADORES DE PÓKER

 

Artículo de David Álvarez, “cholopetyone”

CONVIÉRTETE EN UN JUGADOR GANADOR EN TORNEOS

Junto a mi compañero Óscar, “Lucklord” te ayudaremos a mejorar tu nivel en Torneos para que hagas de esta modalidad una actividad rentable.

Artículo de David, “cholopetyone”

Cursos de Torneos

error: Content is protected !!